“Soy Mercedes, psicomotricista, maestra de Educación Infantil y Educadora de Masaje Infantil.”

Pues soy Mercedes, psicomotricista, maestra y educadora de masaje infantil.
Pienso que una mirada con respeto, empatía, con un buen acompañamiento y una buena escucha, en un entorno de placer, permite a los niños tener un buen desarrollo madurativo, que a su vez les facilita un desenvolvimiento eficaz en el mundo.

Y en esto consiste mi trabajo; por un lado, en favorecer la maduración del niño, por medio de la práctica psicomotriz educativa.

Y por otro, en ayudarles a instaurar o restaurar el vínculo somato-psíquico, para atenuar los trastornos de la expresividad motriz y permitirles pensar en acción, por medio de la terapia psicomotriz.

“Creo y confío en que todos los niños tienen potenciales y capacidades propias. Hay que confiar en ellos, acompañarlos, respetarlos y no juzgarlos para que todas las capacidades salgan a la luz.”

Y todo esto a través del movimiento y la acción espontánea de los niños y niñas. Por tanto, mi trabajo es una terapia basada en la acción.

Si quieres saber más sobre por qué soy psicomotricista, lo tienes aquí.